Toolkit Innovación

Objetivos SMART

Los objetivos son metas o propósitos que se buscan alcanzar. Al plantearnos objetivos, podemos llegar a ser muy creativos y visionarios, pero ¿de qué servirá esto si al final se vuelven metas que no podemos cumplir?  Es por esto por lo que existe el método de los objetivos SMART.

    Los objetivos SMART son una forma de estructurar las metas, con el propósito de que tengan características específicas que nos permitan medir cómo vamos, los resultados, e incluso saber si lo que estamos proponiendo realmente se puede llevar a cabo o es mejor replantear la meta. Éstos reciben su nombre por el acrónimo en inglés:

    • Specific (Específico)
    • Measurable (Medible)
    • Achievable (Alcanzable)
    • Relevant (Relevante)
    • Time based (Tiempo en que se llevará a cabo)

Cada letra será un componente que su objetivo deberá tener, contestando a las siguientes preguntas:

    • Específico: utiliza números, nombra a responsables. Puedes utilizar las preguntas qué, por qué, cuándo, dónde y quién, como guía para asegurarte que estás cubriendo todas las áreas que tu objetivo podría necesitar, para llevarse a cabo.
    • Medible: algunas preguntas a las que tienes que responder son ¿cuánto necesitas? ¿a cuántas personas quieres llegar? ¿cómo vas a saber que cumpliste con la meta?
    • Alcanzable: tienes que plantearte objetivos realistas, que sean posibles de cumplir ya sea por ti o por el responsable. Puedes responder a la pregunta ¿cómo voy a conseguir que se cumpla el objetivo?
    • Relevante: el objetivo tiene que empatar con los otros objetivos que se tengan, e incluso con la esencia de tu proyecto. Incluso, tienes que pensar si ayudará a aportar valor a la necesidad que estás intentando satisfacer, no importa que sea de forma indirecta o que ayude a las tareas principales.
    • Tiempo en que se llevará a cabo: tan sencillo como responder a la pregunta ¿en cuánto tiempo quieres conseguirlo? ¿qué tanto puedes lograr en un periodo de tiempo determinado?

Un ejemplo sencillo puede ser “Quiero leer 12 libros en el año. Para esto, necesito leer por lo menos un libro al mes, así es leeré por lo menos 20 páginas por día.”. Si sólo hubiéramos dicho “quiero leer 12 libros en el año”, es posible que, o hubiera creído que son muchos, o simplemente no le hubiera dedicado el tiempo suficiente. Sin embargo, al plantear el leer 20 páginas por día, es una forma más clara de cómo lo puedo conseguir, sin necesidad de sentirme presionado, y me lleva a buscar un tiempo en mi día para cumplir con esta meta.

Parece complicado, pero es mucho más sencillo cuando lo llevas a la acción. Además, un objetivo no es un párrafo extenso, sino que debes de buscar ser lo más concreto posible. Una vez que comiences a plantear tus objetivos de esta forma, verás cómo se vuelven más fáciles de cumplir, al igual que también te puede ayudar a identificar qué es lo que te está deteniendo y en dónde puede haber modificaciones.

Si necesitas detalles acerca de cómo utilizarlo y/o ayuda para llevarlo a cabo, visita el tema en la categoría Toolkit de Community.

Anillo Perif. Sur Manuel Gómez Morín
8585, Santa María Tequepexpan, 45604
San Pedro Tlaquepaque, Jal., Mexico

+52 33 3669 3489